Cada uno de los preparativos en un evento es de vital importancia para lograr el mayor impacto en los asistentes y conseguir así que recuerden el evento en general y tu marca, producto o nombre en particular. La música, la decoración, el mobiliario, la presencia de azafat@s… todo transmite a la hora de acercarte al éxito en los eventos.

En este sentido, usar nuevos recursos puede ser un gran impulso, como es el caso de la incorporación de graffitis.

La diferencia entre una simple pared o un espacio que los asistentes quieran ver, e incluso, fotografiarse en él, es muy sencilla: pintar un graffiti.
No se trata únicamente de un “dibujo”, sino que el diseño es cuidado y adaptado para que esté acorde al resto de elementos. Por ejemplo, si se busca crear un ambiente urbano y musical se pueden pintar graffitis tradicionales con esta temática. Si se trata de un evento de videojuegos donde recrear la habitación de un adolescente, un graffiti colorido con algún personaje conocido es fundamental en la decoración. O si se busca “ir más allá”, pueden crearse efectos visuales con anamorfismos que interactuarán con los asistentes.

Graffiti abstracto con colores fluorescentes

Desde algo sencillo como photocalls o murales de formas orgánicas abstractas en colores fluorsescentes para atraer la atención de los asistentes a un punto en concreto, hasta incorporar el graffiti a la programación del evento, creando un momento único, interactuando con las personas VIP invitadas al evento, quienes pueden animarse a pintar también. Las posibilidades son infinitas.

Graffiti de Estopa en evento musical

Photocall en evento musical en Madrid

Decoración con graffiti en evento de LG