El graffiti, aún contando con más de tres décadas de historia, no deja de ser algo de lo más llamativo. Si este “poder de atracción” se moldea para un espacio, un tiempo y un lugar concreto, tenemos asegurado el éxito de llamar la atención de todos los presentes.
La tipología de eventos es infinita (deportivos, presentaciones, ferias, congresos, reuniones de empresa o, de lo más sencillo como, fiestas de cumpleaños), por lo que hay que tener en cuenta las características que ofrecen para adaptar el graffiti de la mejor manera posible y conseguir el mayor impacto.

Hoy en día los sprays ofrecen grandes posibilidades pudiendo pintar tanto en interior como en exterior sin molestias de gases ni olores, así como una gran calidad que hace que cualquier superficie sea un magnífico lienzo. De este modo se puede pintar en soportes más habituales como paredes, foam, tableros de madera, tela de lienzo, lonas, etc. o “ir más allá” y adaptar el soporte a la temática del evento: si se trata de un evento rural se puede pintar sobre alpacas de paja, si está relacionado con la mecánica se puede pintar sobre un coche, o hasta ¡en el propio suelo! No existen limitaciones.
El tiempo tampoco se ha convertido en una limitación, ya que se puede elaborar un mural con todo detalle a modo de exhibición durante el transcurso del evento. O si se trata de sorprender, en poco más de un minuto se puede lograr dejar a todo el público boquiabierto. En una reunión de empresa, por ejemplo, cuando menos se lo esperan, se pueden apagar las luces y pintar un graffiti luminiscente con colores fluorescentes que hará que todos los asistentes recuperen la atención y queden gratamente sorprendidos.

Graffiti-fluorescente-en-directo
Graffiti pintado en directo en un coche

El diseño de los graffitis no quedará a la improvisación, sino que será preparado previamente bajo las directrices del equipo de comunicación. Ya sea únicamente un logotipo, un graffiti del nombre de un producto, el retrato de alguno de los asistentes o una decoración urbana.
Cuidar los colores, la estética y la temática en un evento es primordial, por lo que no puede quedar al azar.

Graffiti-en-directo-en-evento-de-Antonio-Elegido
Graffiti en el evento de videojuegos de MediaMarkt

Un elemento que se puede añadir al graffiti durante los eventos es la participación, donde los asistentes pasarán de ser meros espectadores a ser parte activa del mural. Los grafiteros irán decorando durante la celebración del evento el lienzo preparado para ello, a la vez que animarán a los asistentes a coger un rotulador o un spray y hacer un pequeño dibujo, escribir su nombre, o poner una frase de apoyo. De este modo el lienzo se irá completando poco a poco hasta estar terminado, habiendo logrado así no sólo decorar un espacio sino que el asistente se sienta parte activa en el evento.
En este sentido, el lienzo puede colocarse en un lugar determinado, o ser las propias paredes de un stand el soporte sobre el que crear el mural, cobrando así forma poco a poco hasta estar completo gracias a los participantes.

Graffiti-mural-participativo-en-stand-de-evento-en-Madrid

Graffiti participativo en stand de PFIZER en IFEMA

Es más que probable que el graffiti o mural que pintemos durante el evento se acabe convirtiendo en un photocall donde los asistentes quieran fotografiarse, incluso acabe decorando alguna pared de las oficinas de la marca. Lo que demuestra el éxito del graffiti en los eventos.

Graffiti-en-photocall-ppintado-en-directo-en-evento

Photocall de graffiti participativo